La Impasibilidad


A medida que el contacto con la propia Mónada y con las Jerarquías va profundizándose y tornándose más consciente, se hace apremiante la necesidad de que el individuo supere ciertos límites – impuestos por el ritmo normal de funcionamiento de los cuerpos terrestres – y de que finalmente viva, en el mundo tridimensional, como un Hijo del Cosmos, portador de la Llama y de la Luz de las estrellas.

En esta etapa, la capacidad de mantenerse completamente impasible ante lo que sea no sólo es algo deseable sino también un requisito. Sin la cualidad de la impasibilidad incorporada y vivida en las pruebas del mundo material, el ser no puede atravesar el umbral de la consciencia humana e ingresar de manera definitiva en los sublimes portales del Conocimiento Cósmico.

Sólo cuando las energías de nuestros cuerpos estén totalmente elevadas, sublimadas y liberadas es que podremos llegar a ese estado, en el cual nada nos puede alterar. Pero el proceso que nos lleva a alcanzarlo debe ser espontáneo, impensado y conducido internamente por las Jerarquías encargadas de colaborar con nuestra Mónada, ya sea en la creación de la nueva civilización, o transmigrándola para otros puntos y planos del Cosmos.
Extraído del libro "Mirna Jad" – Trigueirinho - Editorial Kier - Página 143

No hay comentarios:

Publicar un comentario