Acerca del Autor

Este artículo está dirigido a aquellas personas que me siguen a través de mis páginas web mis Blog y redes sociales.

Antes que nada, quiero agradecerles su interés en mis artículos y espero que en alguna medida les ayude en su búsqueda de información acerca de temas espirituales, místicos y esotéricos, que a pesar de existir tanta información, las interpretaciones son variadas de acuerdo a las experiencias individuales y puntos de vista.

Quiero contarles un poco acerca de aquellas experiencias que durante más de 30 años, me condujeron a realizar mis investigaciones en estos temas y posteriormente a compartirlas con ustedes.

Mi nombre es Andrés González Hernández, nací en la ciudad de Coro, Estado Falcón Venezuela. El 29 de octubre de 1952. Ingeniero Electrónico, Ufólogo e Investigador del Fenómeno Paranormal.

Procedo de una familia católica, creyente y practicante, mis padres fueron muy devotos con la religión, hecho aunado a tener un tío sacerdote y una tía religiosa, y además fui educado en un colegio de Padres Dominicos, hechos que indudablemente influenciaron en mis creencias religiosas.

Sin embargo y desde muy temprana edad, contradiciendo esas enseñanzas, sentí mucha curiosidad por los fenómenos paranormales, tenía el anhelo de aprender sobre las experiencias místicas, la vida después de la muerte, y temas como el contacto con seres extraterrestres, la parapsicología, metafísica, etc. En fin, todo lo que se relacionara con el conocimiento de lo desconocido o de aquella información que por siglos ha estado oculta o distorsionada.

Durante mi adolescencia y a espaldas de mis padres, ya que la religión católica se caracteriza por ser cerrada en esos temas, concerté reuniones con miembros de sociedades secretas tales como Rosa Cruz y Masones, así como psíquicos, parapsicólogos y metafísicos, buscando una explicación a mis experiencias. Las cuales se agudizaron una tarde de marzo del año 1976, cuando me encontraba en estado de Oración Profunda y experimenté un desdoblamiento, posteriormente, en otra ocasión también en estado de Oración, experimente lo que se conoce como un estado de Conciencia Alterada, y me encontré inmerso en una nubosidad blanca luminosa, sintiendo en mi SER un estado de Amor y Emoción tan inmenso, que es muy difícil de describir con palabras humanas.

Estas experiencias me convencieron aún más, de la existencia de otras realidades que superaban con creces la información que estaba recibiendo por medio de la Religión, y mis reuniones con personas de otras creencias, lo que me condujo a iniciar un proceso de investigación en los temas paranormales, parapsicológicos y desarrollo mental, lo que tomó más de 20 años de mi vida.

Durante este período tuve contacto con representantes y jerarcas de diferentes religiones, tanto dentro del cristianismo, como en el islam, el judaísmo, el budismo y el hinduismo. También con personas pertenecientes a movimientos de la Nueva Era, creyentes en contactos con seres extraterrestres y pseudo religiones.

En las décadas de los 80 y los 90, presencié en compañía de mi familiares, amigos y miembros de diferente movimientos o sectas, innumerables contactos con otras realidades, como la aparición de luces en el cielo (generalmente con una coloración escarlata) objetos voladores no identificados, y un gran número de experiencias paranormales.

Por otra parte, en ocasiones, mediante procesos de meditación o experiencias de conciencia alterada, me vi en la presencia de cuatro seres luminosos, que aun cuando me hablaban en un lenguaje desconocido para mí, los entendía a la perfección, y mediante esa comunicación me hicieron ver y experimentar otras realidades, y enseñanzas.

Yo sé que a estas experiencias, los detractores y escépticos las pueden calificar de locura o paranoico, yo soy ingeniero electrónico y como científico poseo una mente muy pragmática, por lo tanto antes  de siquiera considerar la veracidad de estas experiencias y compartirlas, me vi obligado a analizarlas profundamente, lo que me llevo a tener secciones con terapeutas e hipnosis regresiva, tanto con científicos como con estudiosos de fenómenos paranormales.

Después de tanto reflexionar e internalizar, comprendí que después de 20 años de experimentar estos fenómenos y realizar mis investigaciones, me encontraba igual que al principio, que a pesar de haber recibido tanta información y haber experimentado tantas cosas, aun no entendía el significado de aquella experiencia que tuve en marzo de 1976, que me llevo a tomar este camino.

Es por ello, que en el año de 1996, mediante un proceso de internalización y comunicación entre mi ser y el universo, en contacto con la naturaleza, pedí que necesitaba saber la Verdad, y fue entonces que la noche de un viernes de Abril de ese año, mediante una experiencia mística de estado de conciencia alterada, me vi como un núcleo de energía acompañado de otro ser que se presentó igualmente como un núcleo de energía, quien me hizo tener contacto con una realidad inexplicable con palabras humanas, me vi como flotando en el cosmos, y recibiendo una gran cantidad de información. Me dejó ver, entre otras cosas, lo que se conoce como la Ciudad de Cristal y una especie de espiral en movimiento, que denominó La Casa del Padre.

Al finalizar esa experiencia, me presento una Luz inmensamente blanca e indescriptible y un Amor tan profundo que como mencione anteriormente, es imposible poder describirlo con palabras humanas, y creo que la mente humana no está en condiciones de entender ese tipo de experiencia espiritual. Y entonces recibí una última frase de aquel ser que me guio en esa experiencia que decía;

“Te hicimos ver y Sentir la Luz y el Amor Divino para que lo Conocieras”

Fue entonces cuando conocí LA VERDAD

Desde ese día comprendí el verdadero significado de la expresión “Dios es Luz y Amor” y conseguí el significado de la experiencia vivida en el año 1976, que tanto había estado buscando.

Posteriormente recibí otra frase que llegó hasta lo más profundo de mi ser, y he tomado como eslogan en mi vida y mis páginas web.

“EL Altísimo Habita en tu Corazón, deja que sea ÉL quien guíe tus Pasos y no el Señor de la Razón”

También comprendí aquella famosa frase de Sócrates que después de pasarse la vida tratando de comprenderla dijo “Lo único que sé es que no se Nada”

A partir de ese momento mi vida cambió radicalmente, y unos meses más tarde, durante los primeros días del mes de enero de 1997, me encontraba en un sitio mágico al sur de Venezuela, conocido como la Gran Sabana, debajo de una cascada de aguas cristalinas inmerso en el silencio y solo con la compañía de mi hijo mayor, meditando acerca de ese contacto y algunas experiencias místicas que vivencié posteriormente, y fue entonces cuando en comunión con la naturaleza y en contacto como mi propio YO, entregué mi Ser, mi Espíritu y mi Voluntad, y juré que a partir de ese instante, me comprometía a cumplir con la Voluntad Divina y me dedicaría a cumplir mi propósito de vida así como transmitir y compartir las enseñanzas recibidas.

De todo esto lo que pude concluir, y en definitiva les quiero transmitir, es que sin importar las experiencias que tengamos en nuestras vidas, cuánto leamos o investiguemos, o cuanta enseñanza podamos recibir y compartir por medio de las religiones u organizaciones espirituales o espiritualistas, lo único que necesitamos comprender es que “Dios es Luz y Amor” que somos UNO con ÉL, que es ÉL quien nos guía, que todos nuestros pensamientos y sentimientos, están íntimamente relacionados con ÉL, por lo tanto, el día que lo comprendamos y aceptemos, seremos verdaderamente libres, sentiremos paz interior y no nos importará nada más en esta vida, que cumplir con la Voluntad Divina y cumplir con el propósito que nos trajo a este espacio en este tiempo de nuestra evolución.

Por mi parte, después de comprender esto, les dije a mis padres, así como a mis tíos religiosos y todas aquellas personas conocidas que viven pidiéndole favores a DIOS, que en realidad no creen en ÉL, ya que de ser así dejarían que se cumpla su voluntad, sin importarnos cual sea esta, la aceptaríamos y seguiríamos sus pasos, porque ÉL sabe perfectamente lo que cada uno de nosotros necesitamos y para que estamos aquí.

Comprendí que la única Oración valida es aquella que dice "Que se Cumpla la Voluntad Divina" y dejar que sea ÉL quien guíe nuestros pasos.

Por eso mis queridos lectores, amigos y amigas, es todo lo que les puedo transmitir, internalicen, escucha tu voz interior, escucha a tu corazón, ya que todo el conocimiento y la sabiduría universal habita dentro de nuestro SER, y sin importar lo que hagas, solo la recibirás si te conectas a ella a través de tu YO INTERNO o YO SOY, y es allí cuando comprenderás la máxima tan usada en los centros y organizaciones espirituales.

“Cuando el Alumno está Listo, se Presenta el Maestro o Avatar”

Pues bien, no esperes que un ser humano sea tu maestro, porque sin importar cuanto conocimiento o información tengamos, la evolución de cada ser es independiente e individual, por lo tanto, cada uno de nosotros debemos cumplir con el propósito para el cual decidimos encarnar en este tiempo, y eso solo lo recibirás por medio de tu conexión interna con Dios, con esa Luz Divina con ese Amor Universal que nos ilumina y nos guía, y que es realmente nuestro Maestro y nuestro Avatar. 

Dios los Bendiga e Ilumine

Andrés González Hernández