Numerología

Numerología - Concepto y Características



La Numerología es un conjunto de creencias o tradiciones que establece una relación mística entre los números, los seres vivos y las fuerzas físicas o espirituales. Su estudio fue popular entre los primeros matemáticos.

En Numerología, se dice que los números son uno de los conceptos humanos más perfectos y elevados. Es la disciplina que investiga la «vibración secreta» de ese código y enseña a utilizar los números en su beneficio, por medio del estudio de su influencia sobre personas, animales, cosas y eventos.

La Numerología es un estudio profundo, detallista y minucioso que se basa en un sistema coordinado de muchos elementos y todos los números que integran nuestra vida, especialmente el de nuestro nombre y nuestra fecha de nacimiento.

La Numerología, es una de las Ciencias Ocultas que la humanidad ha cultivado desde el más lejano pasado. Siempre se creyó que los números tienen en sí mismos un principio activo.

En el año 530 a. C., Pitágoras, filósofo griego, desarrolló en forma metódica una relación entre los planetas y su «vibración numérica». Le denominó "la música de las esferas". Mediante su método de numerología descubrió que las palabras tienen un sonido que vibra en consonancia con la frecuencia de los números como una faceta más de la armonía del universo y las leyes de la naturaleza.

En su aspecto humano, el número es el símbolo que expresa la relación de nuestra vida y nuestra mente con la naturaleza. Es decir, nuestra existencia y nuestras posibilidades y facultades dependen en cierto modo de ellos. Las vibraciones numéricas establecen así una relación existente entre los seres y el Universo.

Del uno al nueve, cada número, por sí mismo, encierra un significado en la naturaleza que es aplicable al ser humano, revelándonos misteriosa, pero certeramente, una esencia temperamental y caracterológica. No podemos negar la influencia de los números en nuestras casas, fechas de nacimiento y lo que son capaces de revelarnos, aplicándolos a nuestros nombres, que "causalmente" nos representarán.

Una de las aplicaciones más sencillas de los conocimientos que nos brinda la numerología es el hallazgo del número de nacimiento, que influye poderosamente durante toda la vida. Se trata de una operación muy sencilla:

Basta con sumar todos los números que componen la fecha del nacimiento, y sumar nuevamente el resultado, hasta lograr un solo guarismo entre el uno y el nueve. Pongamos un ejemplo: imaginemos que deseamos hallar el número de nacimiento que corresponde a una persona nacida el 29 de octubre de 1952.

Para ello habremos de sumar los números individuales de la fecha de nacimiento (29/10/1952): 2+9+1+0+1+9+5+2 = 29.

A continuación sumamos los dos números que componen esta última cifra: 2+9 = 11.

Ahora volvemos a sumar el resultado para lograr un solo dígito: 1+1 = 2. Éste resultado representa el número de nacimiento.

Para averiguar el significado de su nombre, se debe usar el nombre que utiliza de forma cotidiana, puede ser un sobrenombre o un apodo, y el primer apellido; así tendremos un valor numérico que define los rasgos de la personalidad de esa persona. Escribimos el nombre y su apellido y a cada letra se le asignara un número, luego se procede a sumar y se reduce la suma total hasta obtener una sola cifra.

Utilizando el valor numérico de las letras según la tabla, podemos obtener el número de nuestro nombre. por ejemplo si tomamos el nombre

Pedro Alguién obtendremos:


P=7, E=5, D=4, R=9, O=6, A=1, L=3, G=7, U=3, I=9, E=5, N=5 => 7+5+4+9+6+1+3+7+3+9+5+5 = 64 => 6+4 = 10 => 1+0 = 1

Como resultado tendremos que el número de Pedro Alguién es 1

Mediante su método de numerología descubrió que las palabras tienen un sonido que vibra en consonancia con la frecuencia de los números como una faceta más de la armonía del universo y las leyes de la naturaleza.

El sistema numérico por excelencia en numerología es el decimal, siendo excepción la escuela chaldeana de numerología, que utiliza el sistema octal.

Existen varias escuelas de numerología, entre ellas:

La cabalística, que se basa en los contenidos de la Cábala. 
La caldea, que tiene sus orígenes en la civilización babilónica. 
La china, que otorga a los números unos significados muy diferentes del resto de escuelas. 
La pitagórica, que se guía por los postulados de numerología del filósofo y matemático griego Pitágoras. 


Después de los milesios, el primer núcleo filosófico importante son los pitagóricos. Tras las luchas políticas de mediados del siglo V a. C., la escuela pitagórica fundada en Crotona ( Italia) es destruida y la emigración de los Pitagóricos y de sus doctrinas se realiza hacia la metrópoli, donde hacia esa época comenzaron a difundirse.

A fines del siglo VI a. C. la filosofía se traslada de las costas de Jonia a las de la Magna Grecia, al sur de Italia y a Sicilia, y se constituye lo que Aristóteles llamó la escuela itálica.