Encuentra tu Avatar

Encuentra tu Avatar 


Artículo escrito por Emma Seppala titulado: Find your Avatar. Escoger un maestro o avatar es escoger un camino. Es más, los buscadores a menudo se convierten en budistas, sufis, taoístas o metodistas porque conocen a una persona especial y son atraídos a su camino. Pero, a menudo deberíamos preguntarnos a dónde nos está llevando ese camino. Nuestro camino está creando la persona que realmente queremos ser? Elizabeth Lesser creo una guía para evaluar el camino espiritual que nombra las cosas que necesitamos evitar.


1) NARCISISMO: existe una línea muy fina entre el narcisismo y seguir tu pasión. Sin algún grado de sacrificio por el bienestar global, el auto-descubrimiento puede llevar a una auto-gratificación inmoderada. Ten cuidado de la tendencia hacia un excesivo enfoque en uno mismo, aun cuando trabajas para sanarte o amarte a ti mismo.



2) SUPERFICIALIDAD: la espiritualidad del siglo XXI es acusada, a menudo, de vender respuestas superficiales y brillantes a las complejidades y dolores de la vida. La espiritualidad no debe ser utilizada para protegernos de las dificultades de la vida real. Cualquier punto de vista que sugiera que el pensamiento positivo siempre te protege de peligro, o de que hay algo malo contigo si sufres o fracasas, o de que el proceso de sanación no es complejo, está ofreciendo promesas superficiales.


3) CRECIMIENTO PERSONAL SIN FIN: puedes obsesionarte tanto con tu crecimiento personal, tú historia, tu victimización, tus faltas y miedos, que en vez de liberarte, terminas enganchado en un círculo vicioso. Este tipo de enfoque microscópico en el self también lleva a la apatía social. No es verdad que tu auto-empoderamiento y sanación llevará, necesariamente, a la salud y felicidad de los demás y de la sociedad. Necesitamos participar en el crecimiento de más que solo nosotros.



4) TRANSFORMACION INSTANTANEA: así como el proceso continuo de auto-examinación seduce a algunas personas, otras se decepcionan cuando no logran paz interior luego de leer un libro, o realizar un taller transformacional de fin de semana. El despertar espiritual requiere paciencia, duro trabajo y la gracia de Dios-Diosa.



5) DESEO DE MAGIA: no botes el sentido común por la ventana en la búsqueda de la divinidad. La necesidad de creer en maestros súper poderosos, visitas angelicales, Ovnis y otros misterios sin explicación pueden oscurecer la magia ordinaria de la vida diaria, la misma que es suficiente prueba de la divinidad y el milagro de la vida.



6) GRANDIOSIDAD: traer la espiritualidad a nuestras vidas puede hacernos caer en el papel de salvadores o pequeños maestros mesiánicos o santos sin humor. Si te encuentras convirtiéndote en un profundizador iluminado, sintiendo que eres diferente a los demás y destinado a la maestría espiritual, quizás estás sufriendo de grandiosidad.



7) ROMANTIZAR CULTURAS INDIGENAS: Chogyan Trungpa dijo que cuando una enseñanza llega a un país de afuera se intensifica el problema del materialismo espiritual.



8) EL ARREBATO DEL NIÑO INTERIOR: cuando estés orando recuerda que “no” también es una respuesta. Es bueno y sagrado saber lo que quieres, respetar tus necesidades y honestamente pedir lo que mereces. Pero también es importante saber cómo y cuándo ser humildes frente a las fuerzas más grandes y sabias.



9) DESMANTELANDO LAS TRADICIONES: existe una diferencia entre crear, cuidadosamente, un camino espiritual que incluya prácticas genuinas de una variedad de tradiciones y ser como una abeja ebria que va de flor en flor.



10) EL VIAJE DEL GURU: no todo lo que brilla es oro. Hay una disparidad entre los maestros espirituales y su comportamiento. Hombre, mujeres, orientales, occidentales, fundamentalistas, de la nueva era, modernos, tradicionales, indígenas, ninguno se ha escapado de la tentación del abuso de poder. Hay que tener cuidado de los que claman poderes especiales de sanación o de iluminación; aquellos que minimizan el duro trabajo que acompaña el verdadero camino de sanación y despertar espiritual; una excesiva comercialización que traiciona el mensaje espiritual; y la ciega adherencia de seguidores, sean gurús, terapeutas, oradores, sanadores o maestros). Con su decepcionante doble estándar, algunos gurús, terapeutas y maestros han dado una mala reputación a la guía espiritual.



Tomado del blog radioserenidad.com / Publicado en la revista: Spirituality & Health


No hay comentarios:

Publicar un comentario