El Evangelio de la Esposa de Jesús es Real

Investigadores de Columbia, MIT y Harvard Confirman que El Evangelio de la Esposa de Jesús es Real 


Estudios realizados por tres universidades de Estados Unidos indican que el papiro conocido como "El Evangelio de la esposa de Jesús", cuya existencia se conoció hace dos años, no es una falsificación moderna sino que se remonta a un período entre los siglos IV a VIII después de Cristo. 

La confirmación llegó hoy tras pruebas realizadas en laboratorios de las universidades de Columbia, MIT y Harvard, coonsigna un cable de la agencia italiana de noticias Ansa. Confirman que la tinta del texto concuerda con la época a la que se le atribuye.

El fragmento ha sido analizado por profesores de ingeniería electrónica, química y biología de las tres prestigiosas universidades estadounidenses, que han usado varios topos de espectroscopia para legar a fechar el papiro. 

Timothy Swager, químico del MIT que empleó la espectroscopia al infrarrojo para verificar si la tinta mostraba variaciones o inconsistencias, observó que no hay prueba de que alguien haya creado una falsificación. "Habría sido extremadamente difícil, si no imposible", agregó.

Para James Yardley, ingeniero electrónico de la Columbia, la espectroscopia a micro-Raman demostró que la tinta se ajusta perfectamente a la usada en otros 35-40 manuscritos fechados entre el 400 y el 800 después de Cristo.

El fragmento, un pequeño papiro de 4 por 8 centímetros, contiene un texto en lengua copta con las palabras "Jesús les dijo: mi esposa". Poco más abajo, dice que "ella podrá ser mi discípula". 

Tras las pruebas hechas sobre el papiro, la tinta y la gramática del texto, los científicos estadounidenses llegaron a la conclusión de que el documento es de verdad antiguo, pero que eso no prueba necesariamente la veracidad del contenido. 

El conocido como "evangelio de la mujer de Jesús", escrito en copto (el lenguaje de los antiguos cristianos en lo que en la actualidad es Egipto) y en el que se puede leer "Jesús les dijo, mi esposa...", desató la polémica en 2012, cuando la historiadora de Harvard Karen L. King lo presentó en el Congreso Internacional de Estudios Coptos en Roma.

En este texto no solo se apunta la posibilidad de que el mesías del cristianismo hubiera tenido esposa, sino también se decía, sin saber si se refería a ella: "Será capaz de ser mi discípula".

Esto reabre dos debates a la vez: el del celibato en el clero y la posibilidad de que las mujeres puedan ejercer el sacerdocio igual que los hombres en la Iglesia.

Karen L. King asegura en un comunicado de la Escuela de Divinidades de la Universidad de Harvard que este papiro demuestra que "las mujeres que son madres y esposas pueden ser discípulas de Jesús, un tema que ha sido acaloradamente debatido en los orígenes de la Cristiandad, cuando el celibato y la virginidad empezaron a ser muy valorados".

Desde que King presentó el papiro, la investigación ha estudiado el material del mismo, el carbón usado para la tinta, así como la gramática y la caligrafía, que han excluido la posibilidad de que sea un material moderno o una falsificación.

Se hicieron dos pruebas de carbono 14. El primero, dado el tamaño reducido del papiro, no pudo sacar datos concluyentes. El segundo, realizado entre la Universidad de Harvard y el Instituto Oceanográfico de Woods Hole, situó la fecha del papiro entre los años 659 y 859.

Un tercer análisis de infrarrojos confirmó que la composición química del papiro y sus patrones de oxidación eran homogéneas.

Según la Escuela de Divinidades de Harvard, "el autor real de este fragmento no se sabe y muy probablemente nunca se sepa". "Esta pieza es demasiado pequeña para saber quién la escribió, leyó o quién la poseyó. Solo podemos decir que eran cristianos", asegura.

La revista Harvard Theological Review ha sido la encargada de publicar el estudio. La misma revista, de hecho, publicó el ensayo de King con una refutación de Leo Depuydt, profesor de egiptología de la Brown University, según el cual el fragmento es "tan obviamente falso que parece pertenecer a un `sketch` de los Monty Python". 

El documento fue descubierto en el 2012 y en la parte más saltante Jesús le dice a sus discípulos que María Magdalena es quien continuará su labor y ella será la cabeza de la Iglesia y no Simón Pedro tal como señala la Biblia. Esto desató un debate ya que el catolicismo prohíbe a las mujeres tener cargos dentro de su clero y tras el descubrimiento del papiro, el Vaticano no tardó en pronunciarse y sostuvo que podía tratarse de una falsificación moderna.

Se estima que el manuscrito, que es un poco más pequeño que una tarjeta de crédito, procede de Egipto ya que está escrito en lengua copta, la última etapa del idioma egipcio antiguo que fue utilizado por los cristianos de allí a partir de la época imperial romana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario