El Rayo Violeta o Rayo de la Transmutación


"YO SOY LA LLAMA VIOLETA "


“Yo Soy un Ser de Fuego Violeta,
Yo Soy la pureza que Dios desea.
Yo Soy la Ley del Perdón y la
Llama Transmutadora de todos los
errores que yo haya cometido.
Yo Soy la Llama Transmutadora de todos
los errores de toda la Humanidad”

La Llama Violeta o Rayo de la Transmutación, proviene de la Séptima Esfera o Rayo de Sabiduría, que en los planos superiores nos acerca a nuestro origen divino, se invoca para sanar alteraciones físicas y emocionales, mejorar las relaciones y ayudar al crecimiento espiritual. Usando Decretos o Mantras utilizando técnicas de meditación y visualización. Cambia lo negativo en POSITIVO y la oscuridad en LUZ.
"No somos realmente libres hasta que transmutamos nuestro karma negativo. Podemos usar la llama violeta para que nos ayude a hacerlo"

Cuando se invoca la llama Violeta se utiliza para transmutar situaciones negativas que se nos repiten a lo largo de nuestras vidas. Es capaz de limpiar el cuerpo físico y el Aura de toxinas, químicos, virus, drogas, polución, problemas emocionales y experiencias angustiosas de temprana edad o de vidas pasadas, cicatrices de perjuicios pasados, miedo y ansiedad, karma, odio y otras emociones negativas.

Al entrar en contacto con nuestros pensamientos, nuestros sentimientos negativos se disipan. Este rayo consume no solo las manifestaciones externas de nuestro karma sino sus raíces y causas.

La Llama Violeta nos pone en contacto con nuestra memoria de vidas pasadas, purificando nuestro registro. La meditación con la Llama Violeta fue conocida por las Escuelas Egipcias de misterio y por los Neoplatonistas predecesores de la Alquimia Medieval. De acuerdo con los Neoplatonistas, “la Piedra Filosofal era un fuego auto-transformante que dirigía sus almas hacia arriba”. Esta es la verdadera búsqueda de los Alquimistas del Espíritu, no solamente la transmutación de los metales básicos en oro, sino la elevación del alma a un estado de comunión con la Divinidad, un estado de Unidad e Inmortalidad. La luz de la llama violeta es esencia de luz espiritual.

DECRETO DE LA LLAMA VIOLETA


"Yo Soy la Llama Violeta,
que actúa en mí ahora.

Yo Soy la Llama Violeta,
sólo a la luz venero.

Yo Soy la Llama Violeta,
en poderosa fuerza cósmica.

Yo Soy la luz de Dios,
resplandeciendo a toda hora.

Yo Soy la Llama Violeta,
brillando como un sol.

Yo Soy uno con el Amor de Dios".

Durante la Era de Piscis, el conocimiento del Rayo Violeta se reservaba para los grandes adelantados; ahora es un regalo que se nos ha hecho para ayudar a la Tierra (y a nosotros con ella) a avanzar un paso más dentro de su evolución.

El karma es el resultado de cómo usamos la energía divina que fluyeen nosotros constantemente. Tenemos la opción de usarla positiva o negativamente. Sin duda habremos hecho mucho bien a lo largo de nuestras vidas acumulando muy buen karma. Sin duda también hemos cometido muchos errores. Es parte de nuestra vida en la Tierra.

Cuando la energía espiritual fluye libremente por nuestros cuerpos, experimentamos buena salud. Éste es el principio básico del Tai Chi, del Reiki o de la Medicina China.
Los problemas con nuestra salud, nuestra mente o nuestras relaciones con nosotros mismos y con los demás, a menudo surgen porque nuestra energía espiritual está bloqueada. Ésta densificación de la energía es el resultado de pensamientos, sentimientos y acciones negativas. A veces cuando buscamos curas tradicionales y alternativas encontramos que aún se repiten en nosotros patrones antiguos de comportamiento que nos llevan una y otra vez a desequilibrios no deseados. Esto se debe a que no hemos erradicado la causa original a nivel energético. Los Neurobiólogos han demostrado que guardamos en nuestras células la memoria de cada incidente que hemos experimentado, desde la más tierna infancia hasta la última discusión que hayamos tenido.

La belleza de la llama violeta es que tiene el poder de transmutar la energía negativa que es responsable de la manifestación de la enfermedad y de otros desequilibrios físicos, mentales o espirituales.
Meditación con la Llama Violeta
Simplemente visualizamos la situación que deseemos transmutar, envueltos en una gran llama de color violeta brillante, permitiendo que ésta actúe a través de nuestra materia. Podemos ayudarnos con decretos, que al afirmar desde nuestra Presencia o Yo Superior, se cumplen y se manifiestan en nuestros cuerpos inferiores, ya que la energía de baja vibración siempre obedece a la de alta vibración.

Podemos programar la llama violeta para 24 horas o el tiempo que deseemos, pero sin olvidar que cada día una parte de nuestro karma aparece en nuestras vidas para ser transmutada. Cuanto más nos familiaricemos con la visualización de la llama, más podremos sentir las cualidades de ésta maravillosa energía; su fluidez y ligereza, y el frescor que nos comunica que la transmutación se está produciendo.

Limpieza del Cuerpo Físico Invocando la llama Violeta Rayo de la Transmutación
visualiza la llama transformada en una esfera. Nota también que su color se ha transformado en un púrpura profundo de limpieza y protección. Empieza a penetrar cada célula de tu cuerpo. Ve pequeñas esferas de llama violeta sobre cada uno de tus órganos, removiendo negatividad. Concéntrate ahora en la parte de tu cuerpo que te duele. Contempla una luz violeta penetrando en el órgano y trayendo nueva vitalidad y salud. Mira como esta materia oscura de energía negativa está siendo trasmutada en una luz dorada al contacto con la llama. Imagina salud e integridad en tu cuerpo, rechaza cualquier enfermedad y dolor y elimina cualquier químico y polución de drogas. Ve cómo entre órgano o sección de tu cuerpo está siendo restaurado y perfeccionamiento. Ve cómo otros órganos están más sanos y vibrantes

Limpieza Mental y Emocional  Invocando la llama Violeta Rayo de la Transmutación
Con el poder de tu imaginación transforma el color de tu Llama Violeta en un rosado de compasión y perdón mientras te mantienes en la esfera. La llama rosa suavemente estrecha todo tu ser. Si deseas no haber hecho algo, piensa en esto ahora, vívidamente recrea estos recuerdos. Entrega estos indeseables recuerdos a la llama rosa, deja que el reproche, la culpa y la vergüenza caigan en la llama. Hazlo con el deseo más ferviente por compasión y perdón. Exprésale, desde tu corazón, a tu Guía Espiritual, tu profundo deseo de nunca hacerlo de nuevo, y si crees que ya has aprendido la lección, dile que no ves razón alguna para mantener esta carga por más tiempo. Sufrimiento infantil, otras deudas de pasadas reencarnaciones, cualquier pensamiento, entrégaselas a la llama, hoy tú eres una persona diferente, tú no necesitas estas pruebas por más tiempo. Perdona a cualquiera que te ha hecho daño, sin ningún sentimiento negativo de ira, odio o aún ligeras antipatías hacia ellos. Haz ahora que tu Llama Violeta se torne en una llama índigo con matices en azul para purificación y transformación finales. Siente el amor de Dios en tu entero ser. Siéntete protegido, no mas miedos, ni fobias, no mas la impresión de abandono y soledad. Suelta esa cólera e inquietudes.

Aquí tú has encontrado todo tu ser en el lugar y momento oportunos. Disuelve la esfera y observa un pilar de luz blanca y dorada de arriba entrando en el tubo de luz que formaste al comienzo y entrando en tu chakra de la corona. Esta luz suavemente desciende por tu cabeza, baja a tu garganta, baja a tu pecho, y entra en tu estómago. Continúa descendiendo hasta llenar todas tus extremidades. Ahora se dispara hacia afuera a través del plexo solar y te envuelve en una burbuja de protección.

Curación del Planeta y sus Habitantes, el Dar, Invocando la llama Violeta Rayo de la Transmutación

Con la ayuda de tu Guía Espiritual irradia la energía que tú has concentrado durante la visualización para curar la Tierra. Envía también esta energía a los seres queridos con tanta necesidad de ayuda física, mental o emocional. Da al planeta y sus habitantes algunas de las bendiciones que tú haz recibido hoy. Luego, desde tu corazón, da las gracias a tu Guía Espiritual por haberte guiado y protegido durante esta meditación y comienza a sentir tu cuerpo físico, hasta finalmente abre tus ojos. Inyecta la Llama Violeta en todos los malos hábitos y mira como desaparecen gradualmente gracias a su uso regular. Si no te gustas o lo que ves en otras personas, utiliza la Llama Violeta y observa como las situaciones se modifican.


No hay comentarios:

Publicar un comentario