La Voluntad Divina

A mediados de la década de los 90 me encontraba atravesando por una situación difícil en mi vida, una tarde sentí la necesidad de visitar a una amiga que es conocida por ayudar a las personas, y buscar un poco de ayuda espiritual, cuando llegué a su casa conocí a algunas personas que se encontraban de visita y en el transcurso de la conversación una de ellas, una señora que estaba viendo por primera vez en mi vida, me dijo que la noche anterior había tenido una canalización y había llevado lo que escribió para compartirlo, sacó de su cartera una hoja de papel y seguidamente dijo, con asombro en su rostro, que le estaban indicando que lo allí escrito era para mí.

Entre otras frases que se encontraban escritas en aquella hoja de papel, hubo una que realmente me impactó...

"EL ALTÌSIMO HABITA EN TU CORAZON, DEJA QUE SEA EL QUIEN GUIE TUS PASOS Y NO EL SEÑOR DE LA RAZON"

Ese día entendí que lo más importante es escuchar nuestra voz interior, pues es El quien nos habla y nos guía, nuestra mente nos engaña, y la mayoría de las veces nos ahogamos en un vaso de agua.

Es esa voz interior la que nos conecta con nuestra ESENCIA, con LA LUZ DIVINA, y es esa LUZ la verdadera DIVINIDAD la que nos guía a cada instante de nuestra existencia, la que nos dice que hacer y qué no.

Si aprendemos a escucharla nos damos cuenta que nuestra vida cambia radicalmente, que nuestros problemas se hacen más livianos, que nada nos perturba, porque entendemos que somos parte de esa LUZ que realmente somos UNO con ELLA y que esa es la VERDAD, lo que conocemos como DIOS, EL ALTISIMO, EL SER SUPREMO, o como lo queramos llamar.

Ese día aprendí que la mejor forma de orar es simplemente diciendo una frase:

“QUE SE CUMPLA LA VOLUNTAD DIVINA”

Aprendí que es solo EL quien conoce todas nuestras necesidades, y entendí el verdadero significado de aquella frase que nos enseñaron y que reza:

“NO SE MUEVE UNA HOJA SIN LA VOLUNTAD DE DIOS”

Entendí que si tenemos un problema, una necesidad, o si tenemos que tomar una decisión difícil, no importa a cuantos guías espirituales acudamos, sin importar nuestras creencias, cuantos consejos recibamos, cuantas opiniones nos den, nada nos puede consolar mejor que escuchar nuestro corazón, nuestra voz interior y seguir sus pasos, ya que es EL ALTISIMO quien nos está guiando.

SI dejamos que se cumpla la VOLUNTAD DIVINA, entendemos que todo lo que nos pasa es parte de nuestro PLAN DIVINO, de nuestra evolución como seres espirituales, y le conseguimos sentido a la frase “No hay Mal que por Bien no venga” porque para conocer al Bien primero debemos conocer al Mal, eso es parte de nuestra experiencia como seres humanos y forma parte de nuestro proceso de aprendizaje.

Cuando nuestra Mente está de acuerdo con nuestro corazón y decimos lo que realmente sentimos, estamos expresando la Voluntad Divina, entonces llegamos a ser sinceros con los demás y lo más importante con nosotros mismos, y por ende nos encontramos en paz con nuestra consciencia.

“DEJA QUE SEA EL QUIEN GUIE TUS PASOS Y HABRE TU CORAZON PARA QUE SE CUMPLA TU PLAN DIVINO”

Autor: Andrés Gonzáles Hernández